WordPress database error: [INSERT command denied to user 'dbo329513182'@'212.227.114.70' for table 'wp_options']
INSERT INTO `wp_options` (`option_name`, `option_value`, `autoload`) VALUES ('_transient_doing_cron', '1414831296.5236680507659912109375', 'yes') ON DUPLICATE KEY UPDATE `option_name` = VALUES(`option_name`), `option_value` = VALUES(`option_value`), `autoload` = VALUES(`autoload`)

WordPress database error: [INSERT command denied to user 'dbo329513182'@'212.227.114.70' for table 'wp_slim_browsers']
INSERT INTO `wp_slim_browsers` ( `browser`, `version`, `platform`, `css_version` ) SELECT 'Default Browser', '0', 'unknown', '0' FROM DUAL WHERE NOT EXISTS ( SELECT `browser_id` FROM `wp_slim_browsers` WHERE `browser` = 'Default Browser' AND `version` = '0' AND `platform` = 'unknown' AND `css_version` = '0' LIMIT 1)

WordPress database error: [INSERT command denied to user 'dbo329513182'@'212.227.114.70' for table 'wp_slim_stats']
INSERT INTO `wp_slim_stats` ( `searchterms`, `resource`, `ip`, `language`, `country`, `dt`, `browser_id` ) SELECT '', '/opinion/paleo-dieta-de-vueltas-con-la-cro-magnon-cuisine/comment-page-1/', '911306021', 'en-us', 'us', '1414838496', '3' FROM DUAL WHERE NOT EXISTS ( SELECT `id` FROM `wp_slim_stats` WHERE `searchterms` = '' AND `resource` = '/opinion/paleo-dieta-de-vueltas-con-la-cro-magnon-cuisine/comment-page-1/' AND `ip` = '911306021' AND `language` = 'en-us' AND `country` = 'us' AND (UNIX_TIMESTAMP() - `dt` < 30) AND `browser_id` = '3' LIMIT 1 )


Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/10/d329461973/htdocs/wp-includes/wp-db.php:1056) in /homepages/10/d329461973/htdocs/wp-content/plugins/permalink_redirect-2.0.5/ylsy_permalink_redirect.php on line 423
Paleo-dieta, de vueltas con la Cro-Magnon cuisine

Paleo-dieta, de vueltas con la Cro-Magnon cuisine

Damos la bienvenida a una nueva subcultura urbana, la dieta paleolítica o paleodieta.

La dieta paleolítica a diferencia de otras dietas se basa en una simple premisa: “si los hombres de las cavernas no lo comían, usted tampoco”. Por lo tanto, no se le ocurra comer nada que tenga que ver con la revolución agrícola, es decir,  ni cereales ni derivados,  olvídese del  queso y los yogures,  coma como lo hacían sus antepasados y déjese de comer tanto donuts y esas chorradas, corra por la pradera haga deporte como lo hacían los hombres del paleolítico e imagínese que detrás suyo le persigue un dientes de sable, coma carne magra, verduras y frutos secos  y conviértase en un verdadero Cro-Magnon que va en busca de la armonía natural, déjese de mariconadas y empiece ya a decorar su casa con bisontes  al estilo Lascaux.

En principio la idea no es mala, de hecho, incita sin duda a una dieta mucho más “saludable” que la que mayoritariamente se practica en el mundo occidental (no quiero poner ejemplos visuales de los EE.UU). Sin embargo, de lo poco que he podido leer sobre este asunto creo dilucidar varios puntos clave en los que se apoya la paleodieta y de los que tengo algunas objeciones.

La primera de ellas es esa etiqueta de márketin new age que la relaciona directamente con el tópico  falaz de que “lo natural es mejor que lo artificial”, este tipo de argumento evocan a la armonía con la naturaleza muy común en las culturas orientales y que en muchos casos suelen alejarse demasiado de la realidad, creo que dicho esto no es oportuno seguir…

La segunda, es obvio que si comparamos los hábitos alimenticios de la sociedad moderna,  podemos poner muchos puntos sobre íes  en la forma en que nos alimentamos, el exceso de hidratos de carbono, azúcares refinados, y las comidas hipercalóricas son ciertamente una forma de alimentarnos poco aconsejable que se agrava aún más con hábitos sedentarios. Ante este panorama de sobrepeso, enfermedades cardiovasculares y/o trastornos metabólicos, la dieta “paleolítica” puede parecer  una solución “natural e ideal” para paliar estos problemas, sin embargo parece que los estudios no avalan suficientemente los supuestos beneficios frente a otras dietas bien equilibradas como la mediterránea (aunque parece que esta última no está del todo bien llamada), un breve paseo por las revistas médicas serias (Lancet) han dado pocos resultados como para tenerla en seria, me quedo con la recomendación que siempre he oído ”come equilibrado”!

La tercera es  la que toca el tema evolutivo, al parecer, los defensores de la dieta paleolítica aluden a  que la maquinaria enzimática y metabólica de nuestra especie no está preparada para los alimentos que se han desarrollado a partir de la revolución agrícola en el neolítico. Es decir, no estamos “adaptados” a metabolizar los alimentos “artificiales” de la revolución agrícola. Sin embargo yo tengo la impresión que realmente durante la evolución del género homo en África nunca hemos dejado de comer todo aquello que nos hemos encontrado, por lo que cabe preguntarse ¿en qué momento detenemos el reloj de nuestra historia evolutiva en el que podemos considerar que estábamos en “armonía evolutiva” entre nuestro hábitos alimenticios y nuestras adaptaciones fisiológicas?, ¿fue esto cuándo descarnábamos una carroña  hace un millón de años o cuándo nos atiborrábamos de frutas de la pluvi-selva africana junto con complementos de insectos y larvas o quizás cuándo hace 30.000 años en oriente medio cazábamos caballos  y recolectábamos las abundantísimas gramíneas que crecían silvestres?.

Si esta dieta es idónea porque la avala nuestra  ”historia evolutiva” ¿cuándo sabemos qué momento fue el correcto?…, y lo mejor aún ¿dónde? ¿Fue hace 10.000 años,  950.000 años o hace 400 millones cuando aún estábamos en el mar…? (no hay por dónde cogerlo).

Hemos hecho demasiadas cosas diferentes según el cómo el dónde y el cuándo…, ¿no creéis?

18 comentarios para “Paleo-dieta, de vueltas con la Cro-Magnon cuisine

  1. Daniel N. dice:

    Interesante artículo. Hace unos años leí un libro de Peter D’Adamo (creo que se llamaba “Grupos sanguíneos y alimentación” o algo así) en la cual planteaba la hipótesis de que debíamos alimentarnos según el momento evolutivo en que surgió nuestro grupo sanguíneo (y lo curioso es que daba cierta “evidencia” de enfermedades relacionada con cada grupo sanguíneo y carencias/exceso de ciertos alimentos) por ejemplo hablaba de que el grupo sanguíneo 0 es el mas antiguo encontrado en los análisis de ADN del H.Sapiens Arcaico y Neandhertales, quienes se alimentaban casi exclusivamente de carne (por ende recomienda carne y verduras al grupo 0, y abstenerse de los carbohidratos que “acidifican el ph celular” – no se que quiso decir); el grupo A, como se halla desde la revolución neolítica, “es apto para tener una dieta vegetariana y moderar los lácteos”, “porque presentan generalmente intolerencia a la lactosa”.. y bla bla, seguía con el grupo B, y el AB que no se ha encontrado mas allá del año 1000 d.c (“probablemente una mutación tardía”).

    Me llamó la atención que entregaba ciertos datos reales con cierta coherencia, pero que el tipo se halla titulado como “Doctor Naturista” te deja dudando.

  2. Sr.Belizón dice:

    Hola Daniel N.

    Sigue dudando…, este es un charlatán que dice, entre otras y variadas barbaridades, que para el grupo 0 es muy recomendable el brócoli y muy muy muy perjudicial las verduras de la familia de las crucíferas o_O!

    Lea el siguiente enlace, primer párrafo.

  3. Daniel N. dice:

    Por supuesto que seguiré dudando, si el tipo hacia una lista de declaraciones sin base (sobre las lectinas por ejemplo, o que ciertos alimentos “basifican” el tejido muscular de los grupo 0, entre otros, sin dar una evidencia de ese tipo de afirmaciones – como biopsias, exámenes de reacción inmune, etc). Jajajaja si tmb me dieron risa la tablas de verduras y alimentos “recomendados y no recomendados”.

    Saludos.

  4. D.E.L dice:

    Ooooo…!!!
    Que curioso lo de la paleodieta, ya lo había oido hace tiempo en el “Muy interesante”. La verdad no entiendo a la gente que renuncia a la leche y al pan, que para mí son de lo mejorcito que se puede comer xDDD
    Me parece que la clave es comer la dieta que sea, pero no pasarse. Seguro que con la paleodieta tambien engordarás si comes como un bestia, no te mueves una mierda y te dedicas a tomar 80 filetes para merendar.

  5. Frannewassos dice:

    Efectivamente, el hombre además de omnívoro es oportunista, y encima el cromañón salió de África y en unas pocas decenas de miles de años colonizó todo el mundo, aprovechando, lógicamente, los recursos propios de cada lugar. Quién sabe, a lo mejor también entre los cromañones había quien rechazaba el solomillo de mamut con arándanos, reivindicando en cambio los ñúes y las cebras que habían cazado en África.
    Bien lo dice Arsuaga en su interesante libro “Los aborígenes”: al cocer las legumbres, añadirles productos derivados del cerdo y comérnoslas con cuchara, hacemos toda una síntesis de la revolución neolítica.

  6. Jose dice:

    Curiosa iniciativa. En principio cualquier llamado a comer más sano podría ser bien acogido. Me molesta de sobremanera el punto 1 que colocas, que da pie para mucha ignorancia de la gente, que se cre eentender de biología sólo porque son “ecológicos” (sea lo que sea que eso quiera decir).

    A mi me queda una duda.. ¿Fomenta esta nueva dieta el cocinar las comidas con fuego?

    Por cierto, gracias a páginas como éstas, me aventuré en hacer algo similar.. Espero alguna vez alcanzar el nivel que tienen páginas como ésta…

    Los invito a darse una vuelta y toda crítica es bienvenida para mejorar el espacio!

    http://bio-ssr.blogspot.com/

  7. Sr.Belizón dice:

    No tengo nada en especial en contra de la paleodieta…, salvo el marqueting de los puntos que he destacado, si tiene beneficios concretos habrá que verlos en las revistas médicas, y si! se puede cocinar, que yo sepa no fomenta el consumo de alimentos no cocinados.

    saludos

    :o)

  8. Sylvanus dice:

    Bueno, bueno, ¡menudo tema!. La verdad, no tengo ni idea de nutrición, pero vayan por delante unos apuntes. En primer lugar pienso que habría que definir bien esto de los alimentos “naturales” e “industriales”, porque cierto es que al leer algunos componentes de los alimentos, no podemos dejar de inquietarnos, y todos sabemos a qué me refiero; humectantes, gasificantes, conservantes, colorantes, potenciadores del sabor, aromas, estabilizantes, acidulantes, antioxidantes…
    Dicho esto, si bien es cierto que se observa una tendencia a la disminución en la talla de los restos fósiles humanos de los primeros agricultores del Neolítico, que abandonaron las dietas cárnicas propias de los grandes cazadores recolectores, no lo es menos que esa estrategia permitió al ser humano conquistar todo el planeta erigiéndose como especie dominante. Nuestro amplio espectro alimenticio permitió la sobrepoblación a través de la acumulación de excedentes, y con el paso del tiempo hemos comprobado que una dieta variada ha contribuído notablemente, junto a otros factores, a alargar de manera considerable nuestra esperanza de vida.
    Así que lo del retorno a la paleodieta…hummm. Comamos todo lo que alimente, de forma equilibrada, y hagamos ejercicio…el resto es cosa de la genética propia de cada indivíduo.

  9. Lo cierto es que siempre he tenido curiosidad por conocer el sabor de un buen bistec de rinoceronte lanudo XD

  10. carlos dice:

    Actualmente podemos encontrar individuos que se alimentan casi en exclusiva de alimentos de origen animal como los esquimales y otros que optan por el vegetarianismo. Creo que una cosa que nos ha caracterizado desde siempre como especie es una gran adaptabilidad por lo que cualquier dieta nos sirve. Es cierto que he leído que los individuos procedentes de Asia no toleran tan bien la lactosa como algunos pueblos africanos y los europeos, y que esto se debe a que la ganadería se comenzó a practicar aquí. Es cierto que aquellos individuos del pueblo masai que fueran intolerantes a la lactosa se quedaron en el camino y que posiblemente hay algunas diferencias poblacionales con respecto a la tolerancia a algunos alimentos. Creo que nos hace más daño la gran disponobilidad de comida de todo tipo y el sedentarismo que la dieta en sí. No sé cual es la razón de recomendar una “paleodieta” llevando una “neovida”. No sé si un doctor naturista es un médico que atiende en bolas a sus pacientes o más bien un hechicero. Lo que tengo claro es que no sé si me parecen bien los consejos de la “paleomedicina”.
    Os invito a daos alguna vuelta por mi blog: http://www.elgrumetedelbeagle.blogspot.com

  11. JR dice:

    Hace mas de un año que hago paleodieta y vuelvo a ser humanoo de verdad. La sensación de agilidad y energía que antes no tenía, todo gracias a no consumir: lacteos, cereales, bollería, legumbres, bebidas gaseosas, cerveza, blablabla y toda esta basura que solo es un negocio para algunos…sumado a ejercicio en el gimnasio intenso y breve. Cuando voy a los restaurante intento comer alimentos como ensaladas, carnes, pesacados,…. y todo sin sal claro. Esto es otra cosa señores. Intentaré continuar con esta dieta hasta mis últimos días!!!!!

  12. Belizón dice:

    Me parece muy bien JR, ¿qué se siente al ser un humano de verdad?…^_^^_^

    …, yo sostengo que la paleodieta (además de otras cosas) demoniza sin justificación alguna el uso de hidrátos de carbono, me parece que tiene más puntos en común con otras muchas dietas “milagro” que con otra cosa.

    ;-)

  13. pedro dice:

    Saludos, Soy entrenador personal y llevo varios años siguiendo este sistema conmigo y con mis clientes, y os puedo asegurar que los resultados atleticos son espectaculares, mayor fuerza y resistencia, mejor composición corporal, mayor concentración, mejoras metabólicas significativas ,etc,etc.
    Recomiendo este sistema a todos los deportistas profesionales o no, que quieran mejorar marcas. Podeis echarle un vistazo a mi sitio Web dedicado al Sistema de entreno BIIO y alimentación Paleo.

  14. Paco dice:

    Pedro te has lucido, jeje. ¿Tienes algún estudio/medición que corrobore lo que dices? si es así publícalo en alguna revista científica y hazte famoso macho.

  15. Jorge dice:

    Buenas,

    Yo llevo siguiendo la paleodieta desde hace un mes y medio y entiendo lo que dice JR. He perdido unos 10 kgs, consiguiendo un peso que no tenía desde que era un chaval. Creo que el problema es que la gente se queda sólo en lo anecdótico del nombre y no trata de indagar un poco más. Por ejemplo, una de las cosas que dice es que no comas nada que venga en un bote o una lata, o nada que no comiera tu abuela. Así que todo cuanto más natural mejor: carnes, pescados, frutas y verduras de la mejor calidad.
    Otra cosa que recomiendan es que te hagas un análisis de sangre antes de empezar la dieta, luego la pruebes durante 30 días y que te vuelvas a hacer un análisis para comprobar tú mismo si estás más sano o no. Yo he conseguido normalizar todos los parámetros que siempre me salían un poco altos: colesterol, triglicéridos, acido úrico, etc.

    Lo que no veo es, como dice el autor del artículo, dónde está el marketing o quien gana dinero con esto, puesto que no te están vendiendo nada, ni que tiene esto que ver con las dietas milagro, tipo Dukan.

    Un saludo

  16. Sylvanus dice:

    Más allá del marketing, o de los supuestos beneficios para el consumidor…si la paleodieta sirve para esto:

    http://www.altotero.com/2013/04/gastronomia-paleolitica/#.UW4ieUrwDSg

    ¡¡Bienvenida sea!!. Mañana mismo deberíamos ponernos con ella…

  17. S.Belizón dice:

    Saludos Sylvanus! ummm… creo que tengo unas cuantas objeciones, luego las comento ;-)

  18. S.Belizón dice:

    Del enlace de Altorero se puede leer.

    la dieta del mismo nombre(paleolítica), de moda en EE.UU y otros países avanzados por sus beneficios para la salud.”

    La dieta paleolítica no es mejor para la salud, y como he dicho más arriba la comunidad científica coincide en que es una dieta hiperprotéica y perjudicial.

    No estoy de acuerdo con asumir que este tipo de dieta es saludable…, porque no lo es.

    la comida es una propuesta para nutrirse, no solo como hacía Homo sapiens, cuando vivíamos en la naturaleza fuertes como robles

    a lo que yo añadiría…, porque no nos daba tiempo a enfermar (no llegábamos a viejo)

    Por lo demás…, pues no sé, si la gente paga y se disparata por comer carne de herbívoros salvajes a mi no me parece mal, yo cuando puedo como conejo de campo, ciervo o de toro de lidia, me gustan estos sabores fuertes que no suele tener la carne “doméstica”, pero ojo! que no nos la vendan como si fuera un producto con supuestos beneficios para la salud como se ha venido haciendo con algunos alimentos probióticos y con los de producción ecológica.

    Sí como bien dices “Más allá del marketing, o de los supuestos beneficios para el consumidor“…, la iniciativa sirve para revitalizar la economía de las zonas rurales y un rehabilitación de la ganadería extensiva, pues bueno quién puede estar en contra de eso.

    PD ¿y quién podrá pagar un entrecôt de bisonte? ^_^

Deja un comentario

Comentarios Recientes
Ojo al Dato

Wikio – Top Blogs – Ciencia
Descubre nuestras Series
Sigue al Ojo


www.twitter.com/elojodedarwin

Aquí somos Pastafaris
Online

Locations of visitors to this page

eXTReMe Tracker